It's about legs!

Todo es cuestión de piernas. El hecho es simple. Leí acerca de cómo explotar este recurso antes que cualquier otro ritual de desesperación ( es muy probable que esté siendo banal, pero esto es indispensable).

No todas pueden usar minifalda. No todas tienen la misma concepción de pudor y no todas deben ser capaces mostrar algo que va  en contra de los estándares. Mi mamá siempre decía que no importa si te gusta o no, pero mientras tengas las piernas derechas todo es posible. No estoy muy consciente del hecho determinante de esa frase, pero por circunstancias de la vida yo naci con las piernas chuecas y mi destino parecía ser siempre el de usar faldas por sobre la rodilla.
Y por mismas circunstancias de la vida, a los nueve años todo cambió. Ahora a mis 25 años tengo las piernes derechas, no importa si son delgadas o muy gruesas, largas o muy cortas, pero felizmente andan rectas. (Ésta es otra historia)
Lo cierto es que analizando más allá de mis complejos, creo que es muy cierto, no me dejarán mentir que algunas veces ver a otra personas con minifalda no siempre es un goce visual, sino todo lo contrario un ejercicio repulsivo del mirar.
 En fin, sin afanes de criticar, pero criticando a la vez ( o sea sin negar lo inevitable). No debes usar minifalda si tienes las piernas torcidas. Lo siento pero mejor intenta cmáximo con un par de pitillos, lo siento de verdad.

Si tienes piernas cortas puedes tentar usar tacones altos del mismo color que la media, me explico en imágenes.
El color nude ayuda a crear el efecto visual de las piernas largas.
O al menos usar medias del mismo color de los zapatos para crear un solo bloque.

No creo haber sido de ayuda, sin embargo necesitaba hacer esto, en vista de que el blog no crea polémica ni mucho menos envidia. De todos modos algo se tendrá que tomar en cuenta en vista de que ahora todos queremos usar minifalda. Solo tomen precauciones. ¡Todas usemos minifalda!

Search This Blog

Cargando...

Sígueme Darling