Otra vez y no cansa

Conrado siempre me pide que le diga que tal luce y como siempre inmejorable. Conrado se atreve a desafiar la biblia de composiciones del color, y si esta fuera una religión Conrado es indudablemente un hereje sin salvación. Aguilar Siempre me sorprende por ser atrevido y quién no lo fuero al mezclar los siempre prohibidos azul marino y negro o marrón y el mismo. Conrado me ha demostrado la importancia de un accesorio bien puesto: Una correa de hebilla certera, un modelo de chico rudo y quimeras vaqueras. Los zapatos parecidos a las botas italianas de la clase dandi sinvergüenza de tacos anchos. Pantalones de rayas verticales para disimular perfectamente unas piernas cortas y de tiro bajo para no pèrder modernidad.  La camisa de un humo negro condensado y botones de plata ardiente. Y para contradecir a los dioses del estilo,Conrado lanza blasfemias al usar un saco de corduroy sin rayas del color del pecado: Azul marino.
Los lentes pueden ser pose a quienes nos miran con otros ojos o peor aún, sin ningún cristal de perfección, pero es bien cidrto que Conrado Asume. Los lentes resultan en él como en poquísimas personas, un gesto noble d estilo, para nada forzado. Que cosnte que no solo basta decir : ¡Quiero esos lentes! para que te queden bien. El estilo es algo con lo que se nace y que geneticamente es un código ribonucléico.
recuerden queridos compañeros que todos usamos ropa y no andamos desnudos por la vida. La desnudez debe aplicarse en els entido que Uds. quieran, esta es sino una apreciación del verdadero styling.

1 comentarios:

By Giulian Gutié dijo...

ajajajajajajajaaj!
Ese broder!!!!

Search This Blog

Sígueme Darling